Topografía y fotogrametría con drones

Salidas profesionales: topografía y fotogrametría con drones

Los drones son el complemento perfecto para ingenieros y profesionales de muchos sectores. Con anterioridad comentamos la utilización de drones para inspecciones técnicas y las salidas laborales de éstos en el sector de la vigilancia y la seguridad. Las aeronaves tripuladas por control remoto son la herramienta perfecta para sobrepasar las barreras de muchas de las tareas tradicionales, y un añadido de valor a los trabajos terrestres. En el caso de la topografía, la fotogrametría con drones permite aumentar la calidad y la cantidad de datos obtenidos, además de reducir tiempos y costes para obtenerlos.

Los topógrafos aprovechan las ventajas de las imágenes obtenidas a través de drones para mejorar sus informes. Gracias al procesamiento de estas imágenes pueden obtener mapas en 2D y 3D, curvas de nivel y ortografías, entre otros. Los drones en topografía y fotogrametría están considerados como una herramienta más integrada en los flujos de trabajo junto con otras prácticas tradicionales. De este modo, los profesionales del sector consiguen medidas tanto desde tierra como desde el aire, que recuden los rangos de error y ofrecen más posibilidades para trabajar con los datos.

Fotogrametría con drones para topografía

Las técnicas de fotogrametría son un avance tecnológico en continuo desarrollo que apoyan a las estaciones totales y los GPS de precisión en las tareas topográficas. La funcionalidad de la fotogrametría es convertir secuencias de fotos consecutivas en imágenes y mapas útiles para la topografía. En definición, «la fotogrametría es la técnica para obtener mapas y planos de grandes extensiones de terreno por medio de la fotografía aérea». Por lo tanto, permite realizar levantamientos topográficas con mayor rapidez y fiabilidad que con las técnicas tradicionales.

El objetivo de la fotogrametría se basa en convertir imágenes planas (datos bidimensionales) en información cartográfica (tridimensional). Las imágenes captadas por los drones son procesadas por un software especializado para generar el producto que el profesional de la topografía necesita para su proyecto. Para realizar un trabajo correcto, el piloto profesional del drone debe marcar una ruta de vuelo perfecta y realizar una gran cantidad de imágenes consecutivas. Cuando el drone ha cubierto toda la extensión de terreno para medir, las fotografías, pasarán a un software que las solape para montar una imagen tridimensional. Para que las imágenes se solapen correctamente, el piloto profesional de drones programa el software de planificación de vuelos para que calcule secuencias de disparos a partir de la posición esperada del drone, su altura y el solape deseado.

Usos comunes de los drones en topografía

Gracias a las comodidades que aportan los drones a la topografía, los pilotos profesionales tienen su nicho de mercado en este sector para:

  • Realizar el seguimiento y el mantenimiento de infraestructuras (carreteras, vías, presas y embalses…).
  • Calcular volúmenes y movimientos de tierras.
  • Controlar y monitorizar la realización de obras y trabajos en grandes extensiones de terreno.
  • Generar mapas de alta resolución de líneas eléctricas.
  • Cartografía digital.
  • Actualización y gestión de datos catastrales.
  • Levantamientos topográficos con modelos digitales del terreno gracias a la fotogrametría con drones.

Técnicas fotograméticas más utilizadas

Para obtener buenos resultados de fotogrametría con drones es tan importante el software de planificación de vuelo como el software de fotogrametría para procesar las imágenes finales. Si el primero no obtiene el número suficiente de fotografías consecutivas, el segundo no realizará un solape preciso y de calidad. Para una buena planificación del vuelo, existen en el mercado diferentes software con buenas funcionalidades para este tipo de trabajos:

Por su parte, los software de fotogrametría (como Pix4D y Agisoft Photoscan) nos permiten generar:

  • Modelos digitales de elevaciones (MDE) y modelos digitales del terreno (MDT).
  • Curvas de nivel.
  • Ortofotografías, que permiten medir a escala distancias y superficies gracias a la obtención de fotografías aéreas georreferenciadas.
  • Reconstrucción de mapas y objetos 3D de alta precisión.
  • Nubes de puntos.
  • Mapas de elevación.

En definitiva, las innovaciones que ofrece la tecnología y los drones para la topografía aportan rapidez e inmediatez en la obtención de los datos, reducción de costes y tiempo de trabajo (en una jornada con un drone puede equivaler a casi un mes de trabajo terrestre para el levantamiento de un terreno), aumento de la cantidad de datos obtenidos y mayor precisión en ellos. Por lo tanto, no podemos dudar de que los drones son la herramienta de futuro para la topografía y la fotogrametría y abren una puerta laboral para los pilotos profesionales de drones aún por explotar.


Recuerda que para realizar operaciones profesionales o con fines comerciales con drones es necesario cumplir con los requisitos que establece AESA:

  1. Ser mayor de 18 años.
  2. Tener el certificado médico aeronáutico LAPL.
  3. Estar en posesión de los conocimientos teóricos para obtener la licencia de piloto de drones: curso de piloto de drones avanzado.
  4. Estar habilitado en el modelo o los modelos de drone que se vayan a pilotar.
SOLICITAR INFORMACIÓN
close slider

Llamarme

Responsable del fichero: Iberforma Business España S.L.U; Finalidad: envío de información. Puedes consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Ir arriba
Abrir chat
1
¡Hola!
¿Podemos ayudarte en algo?
Powered by