Seguridad y vigilancia con drones

Salidas profesionales: seguridad y vigilancia con drones

Las aeronaves pilotadas por control remoto se han abierto camino en el ámbito profesional. Desde hace unos años, el uso se drones se ha incorporado a los trabajos en muchos de los sectores profesionales. Esto se debe a la gran versatilidad y las ventajas que aportan estos aparatos y sus sistemas operativos, además de no poner en riesgo al personal durante su trabajo. Un perfecto ejemplo lo encontramos en las inspecciones técnicas de infraestructuras industriales y energéticas con drones, que comentamos en una publicación anterior. En esta ocasión vamos a conocer otro de los servicios más solicitados para los pilotos profesionales de RPA, la seguridad y vigilancia con drones.

La incorporación de drones en este sector comenzó en el ámbito público. Las fuerzas de seguridad del Estado fueron las primeras en hacer uso de los drones para realizar tareas de seguridad y vigilancia en fronteras, puertos, carreteras y eventos públicos, entre otros. En la actualidad, las empresas privadas se han hecho eco de las facilidades que ofrecen los RPA y solicitan el trabajo de pilotos profesionales de drones para encargarse de la seguridad de sus instalaciones.

Drones para vigilancia y seguridad

La seguridad y vigilancia aérea con drones se ha desarrollado e integrado con gran velocidad. Su amplio campo de visión, versatilidad y discreción hacen de las aeronaves no tripuladas el aliado perfecto para controlar grandes espacios desde el aire. Los drones constituyen una solución eficaz, fiable y rápida para llevar a cabo este tipo de tareas en empresas que disponen de grandes extensiones de terreno y grandes instalaciones, tanto exteriores como interiores.

Los drones utilizados en estos trabajos, como el DJI Matrice 210 Dual, incorporan cámaras de alta resolución y sensores termográficos que transmiten en directo las imágenes recogidas. Desde un lugar seguro, los pilotos profesionales de drones pueden controlar lo que sucede en tiempo real en las zonas vigiladas y reaccionar de forma instantánea en caso de tener que intervenir ante un problema. Las imágenes recogidas por drones de seguridad y vigilancia son mucho más nítidas y permiten hacer un seguimiento del sujeto o de la situación, lo que facilita el reconocimiento facial en el caso de que sea necesario.

No solo podemos asegurar el espacio ante una amenazada externa, las cámaras y sensores termográficos que portan los drones nos permiten comprobar el estado de la maquinaria o las infraestructuras que vigilamos y detectar anomalías en su funcionamiento. Por ejemplo, interrupción de la actividad, sobrecalentamiento de algún sector, fugas, incendios, etc. En espacios naturales también obtener imágenes de zonas de difícil acceso que, desde tierra, sería casi imposible conseguir.

Ventajas del uso de drones en este sector

Como podemos comprobar, los drones saltan todos los obstáculos que nos podemos encontrar en las tareas de seguridad y vigilancia realizadas desde tierra. Por este motivo, vamos a enumerar las razones por las utilizar drones y pilotos especializados es la mejor opción para este sector profesional.

  1. Ahorro en los costes. Para revisar grandes espacios e instalaciones desde tierra se necesita un gran número de personal y de cámaras de vigilancia fijas. Una aeronave no tripulada permite peinar más espacio en mucho menos tiempo.
  2. Mayor seguridad para los trabajadores. Las personas dedicadas a la vigilancia podrán encontrarse en un puesto seguro mientras realizan el control de las zonas vigiladas. De este modo no podrán verse sobresaltados por ningún peligro y realizarán las intervenciones necesarias desde una posición ventajosa.
  3. Las cámaras que incorporan los drones permiten captar más allá del alcance del ojo humano, como sucede con las cámaras térmicas. A diferencia de las cámaras fijas tradicionales, los drones pueden acercarse y ampliar la imagen para reconocer muchos más detalles.
  4. Alcanzan zonas de difícil acceso sin poner en peligro a los trabajadores.
  5. Son capaces de darnos una visión amplia y rápida del terreno con datos en tiempo real, lo que posibilita una respuesta más efectiva y segura.
  6. Los drones de seguridad y vigilancia pueden programarse para realizar rondas en las horas establecidas previamente. De este modo reconocen el terreno de forma automática, pudiendo estar un mismo piloto a cargo de varias aeronaves sincronizadas para cubrir todo el terreno al mismo tiempo.
  7. Pueden operar en situaciones y espacio tóxicos y contaminantes, que resultarían muy peligrosos para las personas.

Si te interesa trabajar en el sector de la seguridad y vigilancia privada, con la licencia de piloto profesional de drones podrás destacar entre los profesionales del sector y ofrecer mejores servicios a tus clientes. Por otro lado, las fuerzas de seguridad públicas también disponen actualmente de flotas de drones especializados en el control del tráfico, salvamento, monitoreo de emergencias climáticas, y otras muchas funciones que podrás realizar si eres un piloto profesional de drones.

Consigue tu licencia al mejor precio con Iberfdrone.

[maxbutton id=»4″ ]

 

CONTACTO
close slider

    Llamarme

    Responsable del fichero: Iberforma Business España S.L.U; Finalidad: envío de información. Puedes consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

    Ir arriba
    Abrir chat
    1
    Iberfdrone
    ¡Hola!
    ¿Podemos ayudarte en algo?