Estudio Aeronáituco de seguridad para drones

Estudio aeronáutico de seguridad de drones

Desde la última normativa sobre drones de 2017, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) permite realizar vuelos profesionales en escenarios hasta entonces prohibidos. Para llevar a cabo operaciones sobre aglomeraciones de personas y ciudades, espacio aéreo controlado y de noche, entre otras, es obligatorio realizar un estudio aeronáutico de seguridad que analice los posibles riesgos y plantee soluciones a los mismos. Este estudio de seguridad para operaciones con drones debe llevarlo a cabo la operadora responsable y tiene que ser presentado y aprobado por AESA.

El estudio valora la seguridad operacional, definida por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) como:

El estado en que el riesgo de lesiones a las personas o daños a los bienes se reduce y se mantiene en un nivel aceptable, o por debajo del mismo, por medio de un proceso continuo de identificación de peligros y gestión de riesgos.

En base a esto, el estudio de seguridad de drones es el análisis de riesgos que se lleva a cabo para tomar decisiones a la hora de plantear una operación en alguno de los escenarios estándar: vuelo nocturno, sobre aglomeraciones de edificios, en espacio aéreo controlado y en espacio aéreo atípico. Este documento incluye las amenazas, peligros y riesgos que pueden acarrear una operación durante su desarrollo.

Proceso de gestión de riesgos en un estudio de seguridad

El estudio aeronáutico de seguridad de drones se organiza en torno a unas líneas generales para la gestión de riesgos. Los procesos que se llevan a cabo tienen como objetivo:

  1. Identificar posibles amenazas y peligros durante la operación.
  2. Establecer consecuencias y daños si llegan a efectuarse.
  3. Asignar la probabilidad de que ocurra cada una de las amenazas y peligros detectados. Además de determinar la gravedad de los mismos.
  4. Establecer el riesgo de que aparezcan.
  5. Determinar cuándo se considera que el nivel de riesgo es aceptable, aceptable con mitigaciones o inaceptable.
  6. En el caso de que los riesgos de la operación sean aceptables con mitigaciones, establecer las medidas para paliarlos.
Gestión de riesgos en operaciones con drones
Gestión de riesgos en operaciones con drones (OACI)

Estructura del Estudio Aeronáutico de Seguridad

La metodología que AESA recomienda seguir para realizar el estudio de seguridad de drones se denomina SORA (Specific Operations Risk Assessment, es decir, evaluación de riesgo de operaciones específicas). Esta metodología está reconocida a nivel internacional y se basa en la combinación de probabilidades de que ocurra una situación de riesgo o daño de cualquier tipo y de cualquier nivel de gravedad. En el caso de las operaciones con drones, permite identificar los daños, las amenazas y las distintas barreras que el operador puede encontrar con antelación para determinar los límites para que el trabajo sea seguro. Mediante este análisis se analizan las amenazas que podrían conllevar lesiones mortales a terceras partes en tierra, lesiones motales a terceras en el aire y daños a infraestructuras críticas.

Documento del Estudio Aeronáutico de Seguridad para operaciones con drones

El desarrollo de las pruebas precisas para elaborar el estudio de seguridad SORA es uno de los apartados que debe contener el Estudio Aeronáutico de Seguridad para operaciones con drones que la operadora entregará en AESA para su aprobación. El documento completo tiene que estructurarse de la siguiente manera:

  1. Portada con la información sobre el operador, los datos de contacto del mismo, código del documento, número de revisión del estudio y un título explicativo (ejemplo: «Estudio aeronáutico de seguridad para operaciones con drones…»).
  2. Índice de apartados con su número de página.
  3. Registro con las fechas de las revisiones que se han efectuado.
  4. Listado de páginas efectivas.
  5. Descripción de la metodología SORA bajo la que se realiza el estudio de seguridad para drones. Este apartado incluye la definición de los pasos que el operador ha llevado a cabo para identificar, analizar, evaluar y seguir los riesgos relacionados con la operación estudiada.
  6. Descripción de las operaciones para las que se ha realizado el estudio. En el caso de que la operación incluya más de un escenario estándar, deberá realizarse una evaluación de riesgos (SORA) para cada uno de ellos.
  7. Evaluación del riesgo asociado a la operación tras realizar el estudio. Los resultados obtenidos gracias a la metodología SORA permiten determinar el grado de aceptabilidad de los riesgos para poder realizar la operación. En este apartado la operadora de RPA responsable debe demostrar la seguridad de la operación para que pueda ser aprobada.
  8. Responsables del establecimiento de las barreras de seguridad necesarias. Si el estudio de seguridad determina que la operación es aceptable con mitigaciones, en el documento aparecerán las medidas que se van a llevar a cabo para superar esas barreras y las personas encargadas de implementarlas.

Más información

AESA tiene disponible una Guía para operadores de RPAS con la que podrás realizar tu estudio aeronáutico de seguridad. No olvides consultar los requisitos para cada tipo de escenario especial antes de planificar tus operaciones.

Recuerda que para realizar operaciones profesionales o con fines comerciales con drones es necesario cumplir con los requisitos que establece AESA:

  1. Ser mayor de 18 años.
  2. Tener el certificado médico aeronáutico LAPL.
  3. Estar en posesión de los conocimientos teóricos para obtener la licencia de piloto de drones: curso de piloto de drones avanzado.
  4. Estar habilitado en el modelo o los modelos de drone que se vayan a pilotar.
close slider

Llamarme

Responsable del fichero: Iberforma Business España S.L.U; Finalidad: envío de información. Puedes consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Ir arriba
Abrir chat
1
¡Hola!
¿Podemos ayudarte en algo?
Powered by